Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser + Las peripecias de Bowsy

Análisis de Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser + Las peripecias de Bowsy

Si hay una subsaga dentro del universo de Super Mario que ha conseguido afianzarse fuertemente durante los últimos años, esa es Mario & Luigi. Desde su nacimiento en Game Boy Advance con Superstar Saga, sus responsables, un grupo de extrabajadores de SquareSoft que ahora se hacen llamar Alpha Dream, han incrementado la serie con dos títulos en Nintendo DS y otros tres más en su sucesora de tres dimensiones. Ahora, diez años después del lanzamiento de su tercera entrega, 3DS, con ocho años bajo sus espaldas, vuelve a acoger al dúo bigotudo con Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser + Las peripecias de Bowsy, que pretende volver por todo lo alto, del mismo modo que lo hizo el remake de la primera aventura en 2018.

El bueno, el asustadizo y ¿el malo?

El Reino Champiñón, como de costumbre, vuelve a estar en el punto de mira por una nueva amenaza. Esta vez, una extraña enfermedad está azotando a todos sus habitantes, ya sean Toads o Goombas, haciendo que el sus cuerpos se hinchen de forma desproporcionada. Para solventar esta epidemia llamada Redonditis, la Princesa Peach organiza una asamblea que, cómo no, se ve interrumpida por Bowser y su enésimo plan para hacerse con el control absoluto. Tras fracasar por culpa de Mario y Luigi, el Rey de los Koopas se ve engañado por Gracovitz, que consigue que el antagonista de los fontaneros ingiera un ‘champiñón de la suerte’ capaz de hacer que absorba todo aquello que se ponga por delante.

Tras volver al Castillo de Peach, Bowser acaba absorbiendo a Mario, Luigi e incluso a la Princesa Peach junto con gran parte del Reino Champiñón en el interior de su cuerpo. Esto puede parecer una victoria del Rey de los Koopas frente a los fontaneros, pero realmente todo ha sido una trama preparada por Gracovitz para hacerse con el control del Castillo de Bowser, por lo que el villano y los fontaneros tienen que cooperar y formar equipo para revertir todo el panorama.

Tres personajes, un sistema de combate

Si por algo destaca la serie Mario & Luigi, es por ofrecer una experiencia RPG y heredar parte del encanto del clásico Super Mario RPG de SNES. Los combates turnos son la base principal de su planteamiento, además de sus mecánicas que apuestan por el uso de los botones a la hora de atacar y defender. Se mantienen los movimientos tan característicos, como por ejemplo, el salto, el uso del martillo y los poderosos ataques tándem. Por su parte, Bowser posee sus puñetazos, llamaradas y su nueva habilidad de absorción.

Las habilidades especiales requieren de puntos para ser utilizadas, por lo que la gestión de estos y de los objetos es uno de los aspectos fundamentales en cada enfrentamiento. La precisión a la hora de acertar nuestros movimientos también es una de las mejores bazas de un sistema de combate realmente divertido y adictivo. Pulsar en el momento justo nos permite hacer más daño de lo normal a nuestros enemigos, y además nos permite contraatacar si pulsamos los botones de forma adecuada cuando nos vayan a golpear. Cada uno de nuestros rivales cuenta con su propio comportamiento, lo que hace que tengamos que aprender sus rutinas y añade cierta variedad a los combates a lo largo de la aventura.

Todo este sistema de combate, como suele ser habitual, se respalda con un sistema de progresión que cuenta con elementos clásicos como son el equipamiento de nuevos objetos y la subidad de nivel al obtener experiencia, que mejoran los atributos de cada personaje y pueden incluso otorgarles alguna mejora extra.

Un paseo por el Reino Champiñón

Como hemos indicado unas líneas más arriba, Mario y Luigi se encuentran atrapados dentro del propio Bowser. Este giro argumental consigue que los hermanos tengan que colaborar con su archienemigo. Esta premisa no solo se queda en un elemento de la trama, sino que también influye de manera significativa en todo el desarrollo jugable del título. En este sentido, las capacidades de la consola juegan un papel fundamental, especialmente la doble pantalla, que sirve para alternar entre los hermanos y el koopa de una manera muy rápida. Basta solo con pulsar A y B para pasar a manejar a los fontaneros o X e Y para manejar al «villano».

Las acciones que que realiza una parte del equipo influyen en la otra. Si el Rey de los Koopas, por ejemplo, necesita levantar cualquier objeto pesado y se ve incapaz de ello, debemos de tomar el control del dúo bigotudo para estimular los músculos de Bowser a través de un divertido minijuego. Por el contrario, si Mario y Luigi no pueden acceder por cierta zona, el villano puede beber agua de una fuente para llenar su estómago, de forma que nuestros héroes puedan nadar y atravesar zonas que serían inaccesibles de otra forma.

Las diferencias entre la jugabilidad de los personajes están muy definidas, los fontaneros cuentan con un desarrollo en dos dimensiones y mucho más plataformero. En cambio Bowser, debe de recorrer y explorar a pie todo el Reino Champiñón con una perspectiva cenital, muy similar a los RPG clásicos.

 

Bowsy el maleducado entra en acción

No sólo el némesis de Super Mario es la gran estrella de esta versión, pues su primogénto Bowsy es el encargado de protagonizar un interesante modo de juego adicional. Al igual que ya vimos en el remake de Mario & Luigi: Superstar Saga con la incorporación de Secuaces de Bowser, Las Peripecias de Bowsy ofrece una nueva historia que se desarrolla de forma paralela a la trama principal.

Tanto el maleducado hijo como los Koopalings se enfrentan a las fuerzas de Grácovitz con un planteamiento y mecánicas muy diferentes a lo visto en cualquier título de la serie. Esta vez nos encontramos con combates que apuestan por la pura estrategia. Tenemos a nuestra disposición todo un amplio repertorio de secuaces bajo nuestras ordenes formados por un sinfín de criaturas más que conocidas dentro del universo de Super Mario, como Koopas o Goombas. Cada uno de estos posee un tipo, teniendo hasta un total de tres: Artillería, Aviación e Infantería, que conforman un triangulo de poder al estilo del visto en títulos como Fire Emblem.

La composición de nuestro batallón es totalmente importante a la hora de alzarnos con la victoria en cada fase. Antes de abordar un nuevo nivel, que cuenta con diferentes batallas, debemos de combinar cada tipo de secuaz, además de pensar en la posición de cada unidad para realizar una formación totalmente equilibrada. Las unidades de infantería son útiles en el frente, en cambio, las de aviación son efectivas contra las terrestres, y por último las de artillería son eficaces contra las aéreas.

Un remake a la altura

Sin duda, Las Peripecias de Bowsy es uno de esos añadidos fántasticos que hacen que este cartucho sea superior al original de Nintendo DS. Ofrece una buena ración de horas, siendo un modo de juego bastante profundo e interesante, con mejoras a lo visto en Secuaces de Bowser y con un toque humorístico que ameniza y complementa muy bien la aventura principal.

El lavado de cara que ha sufrido el juego también es uno de esos puntos a considerar de esta nueva versión. El Reino Champiñón está rehecho para la ocasión, estando más vivo y colorido gracias a las nuevas texturas y el rediseño de los personajes que se han implementado, suponiendo un cambio bastante radical a lo visto en el título original. Si habéis jugado a otras entregas de la serie que se encuentran disponibles en el catálogo de Nintendo 3DS os podéis hacer una idea de ello, ya que se utiliza el mismo motor y apartado artístico, aunque por desgracia no cuenta con efecto 3D. Por su parte, la banda sonora, con composiciones a cargo de Yoko Shinomura, ha sufrido ligeros cambios, con nuevos arreglos para esta versión. Por último, y como no podía ser de otra forma, las voces de Mario y Luigi se encuentran dobladas por el carismático Charles Martinet, sin que hayan sufrido ningún tipo de cambio.

 

Resumen
Un remake que sigue manteniendo toda la esencia de uno de los grandes RPG de Nintendo DS.
9
Genial
Escrito por
En ocasiones suelo programar o por el contrario, me pierdo por Hyrule. Soy de los que sigue esperando el regreso de F-Zero y Golden Sun.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Sergio Barragán hace 8 meses, 3 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.