Los amiibo gustan, pero menos que antes

Descenso en sus ventas entre el pasado año y el presente.

A todos los nintenderos y no tan nintenderos nos sorprendió cuando por primera vez se anunciaron las figuras de Nintendo denominadas amiibo.  Lo más sorprendente de ellas es la utilidad que tienen en la mayoría de juegos y, sobre todo, la variedad de premios que se pueden conseguir en los títulos de la compañía japonesa con cada una de las figuras.

A pesar de ello la vorágine por hacerse con todas parece haber disminuido, tal como se ve en el gráfico, ya que existe una clara diferencia entre los años fiscales 2016 y 2017 (en el que nos encontramos) en cuanto a ventas se refiere. Caben varias posibilidades que expliquen esta diferencia. La primera de ellas es que el mayor grueso de figuras provienen de la primera mitad, lo que explicaría que a mayor cantidad de figuras, hubo una mayor cantidad de ventas, lo que sería en términos no relacionados con los videojuegos como una correlación positiva.

En segundo lugar, es que la mayoría de personajes principales de las sagas Nintendo están en el primer grupo de figuras lo que explicaría también la diferencia de ventas.

A pesar de lo dicho, ¿pensáis que podrían ser estas las causas que expliquen la diferencia de ventas o proponéis otras diferentes?